Entradas

¿Facebook interesado en Whatsapp?

La popular aplicación de mensajería gratuita Whatsapp podría estar en el punto de mira de Facebook y algunos rumores apuntan a que ya se han producido conversaciones entre ambas compañías.

Así lo indica el sitio especializado Techcrunch, que destaca que un acuerdo así tendría sentido en la batalla por el mercado móvil, el cual interesa especialmente a Mark Zuckerberg, tal y como indicó en la celebración de los 1.000 millones de usuarios de la red social más popular del planeta.

El tamaño de Whatsapp es una de sus principales bazas, ya que tiene usuarios en más de 100 países y 750 redes móviles, y cuenta con aplicaciones para iOS, Android, BlackBerry, Nokia S40, Symbian y Windows Phone. Se estima que cuenta con 100 millones de usuarios.

En la actualidad está buscando traductores de árabe, danés, holandés, persa, filipino, finlandés, francés, alemán, hebreo, hindi, húngaro, indonesio, italiano, japonés, coreano, malayo, noruego, polaco, portugués (Brasil), ruso, chino simplificado, español, sueco, tailandés, chino tradicional, turco “y muchos idiomas más.”

A diferencia de Facebook, Whatsapp es una aplicación de pago. Según Techcrunch, el hecho de que Whatsapp (que es la segunda aplicación de pago en la App Store de Apple en EEUU) rechace la publicidad como fuente de ingresos podría jugar a su favor. De hecho, Facebook ha visto cómo la publicidad se ha vuelto cada vez más intrusiva y podría desgastar su imagen.

Tener una aplicación de pago y sin anuncios es una extensión del modelo de negocio de Facebook, más allá de la publicidad, y podría tener un impacto positivo.

Mientras, al servicio de mensajes le salen sus propios enanos. Whatsapp afronta una competencia cada vez más feroz de otros servicios más eficaces y estables, frente a sus limitaciones y sus cada vez más frecuentes fallos. Desde Japón llega Line pisando fuerte (con un interesante modelo de ingresos), mientras que otros servicios tratan de hacerse fuertes y los operadores se lanzan de cabeza a la mensajería gratuita para tratar de sacar partido al creciente volumen de usuarios.

 

Noticia Original

Line, la app que amenaza el trono de WhatsApp nació del terremoto de Japón

Aunque WhatsApp sigue siendo la aplicación líder en España para mensajes instantáneos, con más de 10 millones de usuarios, en las últimas semanas ha llegado el que puede ser el rival más duro al que tenga que hacer frente.

Se trata de Line, una aplicación que que ya tiene más de 75 millones de usuarios en todo el mundo, aunque, eso sí, la mitad está en Japón. El servicio nació en el país nipón tras el terremoto de marzo de 2011, que provocó una caída de los servicios de telefonía. Los trabajadores de la surcoreana NHN, que también es dueña del buscador Naver,  desarrollaron Line para poder comunicarse entre ellos. Dos meses tarde, salió a la luz al público general.

En principio, su funcionamiento es muy parecido al de sus rivales. La app busca los contactos que ya usan el servicio en tu agenda y los agrega directamente aunque más adelante se pueden eliminar o incluir a otros simplemente utilizando su nombre de usuario. La aplicación también permite la creación de grupos de contactos. Además, a la posibilidad de enviar mensajes se une la de realizar llamadas a través de Internet, al igual que otras apps similares como Viber o Skype. También se puede usar en Mac y Windows, lo que falicita su implantación.

Su principal atractivo -hay que reconocérselo- es que es mucho más divertida. El gancho para ello es, por un lado, el envío de ‘stickers’, una especie de emoticonos enormes con estética manga que dejan bien anticuados a los tradicionales ‘emoji’.

Su otra baza son diferentes aplicaciones gratuitas que pueden ser usadas dentro de la principal, enriqueciendo aún más la experiencia. Se trata de Line Camera –iPhoneAndroid-, que permite tomar fotografías e introducir los ‘stickers’ o bocadillos con mensajes; Line Card –iPhone,Android-, tarjetas dedicadas a felicitar cumpleaños y otras celebraciones y Line BrushiPhone-, que permite realizar dibujos para enviarlos a tus contactos.

La aplicación es gratis pero la compañía realiza minicobros -de 1,79 euros la mayoría– para descargar nuevos paquetes de ‘stickers’, un negocio que entre abril y junio le permitió ingresar 6,4 millones de dólares. Además, en otros países ha logrado ingresos extra con la inclusión de emoticonos patrocinados, como en una campaña de Coca Cola.

Pese a todo, su tarea no es fácil. Acostumbrar a los usuarios de las aplicaciones de mensajería a cambiar su rutina y migrar a un nuevo servicio es bastante complicado y WhatsApp tiene ya mucho terreno ganado en España. De momento, ha habido algunos gigantes empresariales que lo han intentando y no están  teniendo demasiado éxito, como es el caso de TuMede Telefónica o ChatOn, de Samsung.

Algunos analistas creen que en el mundo occidental su estética no tiene tanto tirón. Sin embargo, en las últimas semanas se ha convertido en una de las aplicaciones gratuitas más descargadas para iPhone y Android en España y, de hecho, este crecimiento es el que ha impulsado el número de usuarios por encima de los 75 millones, según resalta la propia empresa, que ha anunciado que ya prepara una versión en español. De momento, en nuestro país nos tenemos que conformar con el inglés y un traductor.

Otra de las funciones que distinguen a Line de sus rivales es la inclusión de un ‘timeline’, al más puro estilo de Facebook, en el que los usuarios pueden publicar fotografías o modificar sus estados a la vez que se reciben comentarios y ‘likes’ de sus contactos. Estas funciones son las que han llevado al ‘Wall Street Journal’ a considerar Line como la respuesta japonesa a Facebook.

De hecho, si la red social creada por Mark Zuckerberg le llevó más de tres años alcanzar los 58 millones de usuarios -de 2004 a 2007-, Line logró 50 millones en sólo un año.

Whatsapp :: A este paso las únicas noticias sobre Whatsapp es si está funcionando o no.

Whatsapp :: A este paso las unicas noticias sobre Whatsapp es si está funcionando o no.

 

No es la primera vez que le pasa y cuando sucede millones de personas se quedan ‘colgadas’. Esta tarde WhatsApp, el servicio de mensajería gratuita, ha dejado de funcionar correctamente y los usuarios o bien no han podido enviar los mensajes o lo han hecho de manera intermitente.

El mes pasado se produjo un fallo similar y la app dejó de funcionar durante varias horas. Como ya sucedió entonces, la compañía ha informado a través de su cuenta en Twitter –WhatsApp Status– de que estaba experimentando problemas y, a continuación, de que éstos se habían solucionado.

“En la actualidad, el sistema está experimentando problemas. Actualizaremos esta información en cuanto sepamos más. Perdón por los trastornos”, explicaban en un tuit a eso de las ocho de la tarde.

Dos horas después, otro mensaje daba por solucionada la incidencia: “El servicio de mensajería WhatsApp ya debería estar completamente restuarado. Podría tener que reiniciar su teléfono“.

En España, unos 10 millones de personas usan esta aplicación para teléfonos inteligentes.

 

Whatsapp :: El Double check no significa lectura. Usen el programa KIK

Para evitar los malententidos que puede provocar Whatsapp, una de las aplicaciones más populares en España, tomen nota.

Con unos 10 millones de usuarios en nuestro país, el servicio para enviar mensajes entre teléfonos inteligentes se ha convertido en una aplicación imprescindible para muchos usuarios.

Uno de los grandes mitos urbanos acerca de la aplicación están referidos a las marcas ‘verdes’ que aparecen junto a cada mensaje.

 En el imaginario colectivo de muchas personas se ha asociado la doble marca -‘double check’- con la confirmación de que el receptor había leído el mensaje cuando en realidad  significa que el mensaje ha sido entregado correctamente en el teléfono del receptor. Una marca significa que el mensaje ha salido del teléfono emisor.

Aunque esto ya era algo que el propio desarrollador comentaba en su página web, la confusión parece que aún seguía presente, por lo que la cuenta oficial en Twitter de la aplicación lo ha vuelto a recordar.