Entradas

El sucesor de Megaupload, colapsado en su estreno

El estreno de Mega, el nuevo servicio de almacenamiento en la red del fundador de Megaupload, Kim Dotcom, no ha resistido la avalancha de usuarios. Desde el sábado por la mañana hay problemas para acceder al servicio, que ofrece 50 GB de almacenamiento cifrado en la red para todos los usuarios o más capacidad si se elige uno de los planes de pago. “Nunca he visto nada igual. Hemos pasado de cero a un consumo de más de 10 GB de ancho de banda en 10 minutos” ha comentado Kim Dotcom en su cuenta de Twitter.

El lanzamiento ha coincidido con el aniversario del asalto de las autoridades neozelandesas a la mansión de Dotcom y el posterior cierre del servicio Megaupload, que las autoridades calificaron como “uno dos mayores golpes a la piratería”.

El asalto y el cierre se produjeron a petición del gobierno de los Estados Unidos y causó un gran revuelo en la red. Tuvo también repercusiones políticas en Nueva Zelanda. En junio de 2012 fue considerado improcedente por el Alto Tribunal de Justicia del país y en septiembre el Primer Ministro se vio obligado a reconocer que el espionaje realizado sobre la persona de Dotcom suponía una violación de sus derechos como residente en el país.

Más seguro, menos rebelde

Kim Dotcom, sin embargo, no arriesgará tanto en esta segunda iniciativa. En Mega todos los archivos que suban los usuarios permanecerán cifrados y sólo las personas con las que voluntariamente hayan compartido sus archivos podrán acceder a ellos.

Esta medida, y un sistema de servidores repartido por todo el mundo, permitirá a Mega evitar responsabilidades en caso de que algunos de sus usuarios decidan subir material protegido por derechos de autor, como películas, series de televisión o música. La empresa podrá argumentar que no tiene conocimiento de qué está alojado en su servicio ya que el archivo se cifra en el ordenador del usuario antes de subir a los servidores.

A cambio Kim Dotcom advierte que el servicio, parecido a otros sistemas de almacenamiento en la nube como Dropbox o Google Drive, no mantendrá en secreto la identidad de sus usuarios si las autoridades lo solicitan y advierte en varias ocasiones de los peligros de subir archivos que puedan estar sujeto a leyes de copyright.

“Es un servicio más seguro pero menos anónimo”, resume el portalTorrentfreak, especializado en el mundo de las descargas y que ha seguido el caso Megaupload desde los inicios.

Por ahora Mega sólo puede usarse desde un ordenador, a través del navegador web, pero Kim Dotcom ha anunciado que pronto habrá nuevas opciones como el uso desde plataformas móviles o a través de unidades de disco virtuales montadas dentro del propio ordenador, como hacen Dropbox y servicios similares.

MEGA : El nuevo servicio en la nube de KIM DOTCOM

MEGA : El nuevo servicio en la nube de KIM DOTCOM

[foto de la noticia]El nuevo proyecto de Kim ‘Dotcom’ Schmidt, creador del malogrado sitio web de descargas Megaupload junto a su socio Mathias Ortmann, evitará futuras redadas y demandas por infracción de propiedad intelectual.

Con el nombre de ‘Mega’, el servicio se aprovechará de la ‘nube’, un movimiento parecido al anunciado esta semana por otro sitio emblemático de las descargas en la Red, ‘The Pirate Bay’.

Cambiar a servicios de almacenamientos remotos o en la ‘nube’ cuenta con la ventaja de que, al estar los datos almacenados en diferentes países o incluso continentes, es más complicado acceder a ellos para incautarlos, por un lado, y por otro es más fácil la redundancia de datos en caso de problemas.

Según cuenta en un amplio reportaje que Wired dedica a ‘Dotcom’, su vida y sus proyectos, el controvertido personaje planea volver a la carga a finales de este año con un servicio, ‘Mega’, que permitirá a los usuarios subir, almacenar y compartir grandes archivos de datos, aunque de forma diferente de cómo se hacía en Megaupload.

El servicio, “completamente legal” según ‘Dotcom’ -no en vano se ha rodeado de abogados para blindar legalmente su proyecto-, permitirá hacer lo mismo que Megaupload pero con la diferencia de que utilizará cifrado de datos.

Ni ‘Mega’ ni el proveedor de servicio en la ‘nube’ podrán saber qué contienen los archivos subidos e intercambiados, porque no dispondrán de las claves de descifrado.

Así, sólo los usuarios podrán controlar el acceso a cualquier archivo subido, como una canción, una película, un videojuego, un libro o un mero documento de texto. Es decir, la responsabilidad, si la hubiera, recaería sobre cada uno de los usuarios.

Desde su punto de vista, ‘Dotcom’ mata varios pájaros de un tiro. Asegura que, según sus expertos jurídicos, la única manera de detener este tipo de servicio sería declarar el cifrado en sí como algo ilegal. “Y de acuerdo con la Carta de las Naciones Unidas sobre Derechos Humanos, la privacidad es un derecho humano básico“, explica ‘Dotcom’ a Wired. Se trata pues de proteger un derecho más importante que otro.

Por si fuera poco, el sistema será redundante, con la información copiadaen servidores de varios países para evitar que una posible redadadeje fuera de combate el servicio y se pierdan los datos de los clientes.

El movimiento es similar al anunciado esta misma semana por ‘The Pirate Bay’, uno de los sitios de enlaces a descargas más populares de Internet, especialmente por sus enfrentamientos con la Justicia en varios países europeos. Pero como bien indica TorrentFreak, se diferencia en que‘Mega’ ofrecerá cooperación a las discográficas y productoras, aunque previo acuerdo para evitar demandas.

Megaupload 2 :: ¿ verá la luz ?

 

Megaupload 2 :: Clonaron discos sin la autorización de Dotcom.

El Alto Tribunal de Nueva Zelanda enumeró diversas irregularidades en el registro policial de la mansión del fundador de Megaupload, Kim Schmitz o ‘Dotcom’, y declaró ilegal la confiscación de las copias de sus discos duros. La jueza Helen Winkelmann indicó que parte de los objetos confiscados deberán ser devueltos a ‘Dotcom’, detenido el pasado enero en su vivienda en las afueras de Auckland en un operativo que llevó al cierre del portal de descargas, informó la agencia local APNZ. “Las categorías de objetos fueron definidos de tal manera que ellos inevitablemente podrían ser catalogados como material relevante e irrelevante. La Policía actuó bajo esta autorización. Las órdenes de allanamiento no pueden autorizar la incautación de material irrelevante y por lo tanto son inválidas”, según el fallo.

Además la juez decidió que la clonación de los discos duros por parte del FBI, que se llevó las copias a Estados Unidos, es inválida porque ‘Dotcom’ nunca les dio el consentimiento para hacerlo y ordenó a un abogado independiente que revise todo el material confiscado para determinar lo que es relevante para la investigación.

El material relevante se entregará a las autoridades estadounidenses y lo demás se le devolverá a ‘Dotcom’ “inmediatamente”, de acuerdo a la decisión judicial. Por su lado, la Policía neozelandesa mantiene silencio respecto a esta decisión debido a que se encuentra evaluando la sentencia.

Lágrimas

Durante la vista, Dotcom lloró cuando su abogado relató cómo el informático alemán fue arrancado de su familia durante el operativo policial en el que se asegura se le confiscó las copias de 135 ordenadores y discos duros. Su abogado, Paul Davison, comentó que los derechos de su cliente fueron violados cuando se clonaron las copias de sus discos duros para ser llevadas a Estados Unidos, agregó APNZ. Dotcom, cuya extradición pide EEUU por supuesta ‘piratería’ informática, fue detenido junto a otros tres directivos de Megaupload en el transcurso de una operación policial internacional que incluyó el cierre de su portal, el embargo de sus bienes y otras detenciones en Europa. Estados Unidos quiere juzgar a un total de siete ejecutivos de Megaupload, entre ellos los cuatro detenidos en Nueva Zelanda, de diversos delitos de piratería informática, crimen organizado y blanqueo de dinero. A Megaupload se le atribuye haber causado más de 500 millones de dólares (404 millones de euros) en pérdidas a la industria del cine y de la música al transgredir los derechos de autor de compañías y obtener con ello unos beneficios de 175 millones de dólares (142 millones de euros)   Noticia Original

Si es que cuando dicen que somos unos de los primeros ….

Si es que cuando dicen por ahí que somos unos de los primero países en “pirateo” de software… lo mismo incluso llevan razón…

La mayor parte de las visitas a Megaupload venían de Brasil, Francia y España

La mayor parte de las visitas a Megaupload, el servicio de almacenamiento y descargas cerrado tras una investigación del departamento de Justicia de EEUU y el FBI, no procedían de EEUU, según informa el sitio de noticias Daily Caller.

Mediante el uso de herramientas públicas de medición web como Alexa, dicha publicación estadounidense afirma que alrededor de un 10% de los accesos a Megaupload provenían de Francia y el 8,8%, de Brasil, mientras que sólo el 7,3% de ellas eran estadounidenses. En cuarto lugar se sitúa España, desde donde se accedían el 7,2% de los usuarios.

El mismo medio afirma que si se echa un vistazo a las estadísticas de búsqueda de Google se puede comprobar que Megaupload.com recibía una gran parte de accesos desde el buscador desde Europa y América Latina; de hecho, los cinco países desde donde se realizaron más búsquedas sobre Megaupload fueron España, Francia, Italia, Chile y Bélgica.

Mediante la herramienta de medición de tendencias Google Trend se aprecian resultados similares, con España como líder seguido de Francia, Chile, Italia y Bélgica. Las tres primeras ciudades en este índice son españolas: Valencia, Madrid y Barcelona. Los cinco principales idiomas de las búsquedas son francés, español, italiano, portugués y polaco.

Google Trends permite también hacer una estimación de usuarios que accedían a Megaupload. Ésta revela que la página tenía alrededor de cinco millones de usuarios únicos diarios, con brasileños, franceses y españoles en los tres primeros puestos seguidos por estadounidenses. Una búsqueda más detallada permite estimar quealrededor de 500.000 usuarios españoles entraban cada día (de media) a Megaupload.

Es importante destacar que estas herramientas mencionadas no miden de una manera exacta los accesos a los sitios web, sino que se basan en diferentes criterios para hacer estimaciones. Aunque, eso sí, son útiles para mostrar tendencias de uso de Internet de forma muy aproximada e ilustrativa. Tampoco permiten realizar una estimación del volumen de tráfico de datos -descargas y ‘subidas- generado a través de Megaupload.

Asimismo, es también importante subrayar que los accesos a materiales en Megaupload se realizaban mayoritariamente desde páginas web de enlaces a descargas directas (en donde se puede buscar el título de una película o de una serie, pinchar el enlace correspondiente y descargarlo), y no tanto mediante la búsqueda del término ‘megaupload’. Esto último sucedía, sobre todo, cuando el usuario quería buscar directamente el archivo en Megaupload a través de Google u otras herramientas de búsqueda.

Otros servicios toman medidas

Por otro lado, ya hay algunos servicios similares a Megaupload que comienzan a realizar movimientos encaminados a protegerse tras el cierre del mencionado servicio de almacenamiento y descargade archivos.

Tal es el caso de Uploaded.to, que ha bloqueado el acceso a sus archivos a los usuarios que traten de acceder a ellos desde EEUU. Según informa Torrentfreak, este servicio, uno de los más populares de alojamiento de archivos ha cerrado sus puertas a los visitantes estadounidenses.

Esta decisión, recuerda el citado sitio web, es sólo uno de los muchoscambios que los principales ‘ciberlockers’ (sitios remotos de almacenamiento de archivos) han hecho durante los últimos días, tales como comenzar a borrar archivos potencialmente denunciables o limitar determinados usos que puedan ser considerados ‘sospechosos’.

Rapidshare, considerado la ‘sucesora’ de Megaupload por su tamaño y establecido en Suiza, se muestra tranquilos dado que “el alojamiento de datos en sí es un negocio legítimo”, asegura un portavoz citado porAsrTechnica. De hecho este servicio ha ganado procesos en Alemania en este sentido.

En un comunicado, su presidenta ejecutiva, Alexandra Zwingli, desgranó las diferencias con el malogrado servicio Megaupload. RapidShare es “un servicio absolutamente legal, como Swisscom o YouTube, con servicios comparables a Dropbox” asegura Zwingli en la nota. Además, remarca que “ya no ofrece un sistema de recompensas, como hacía Megaupload, que premiaba a quienes más frecuentemente descargaban archivos”. “Actuamos de forma rígida en contra de infracción de derechos de autor”, asegura.

 

Noticia Original