La CMT abre proceso sancionador contra Orange y los OMV que usan su red

La Comisión del Mercado de Telecomunicaciones (CMT) ha abierto un proceso sancionador por una infracción administrativa muy grave contra Orange y los operadores móviles virtuales (OMV) que usan su red móvil tras una denuncia por parte de Vodafone por presuntas irregularidades en las solicitudes de portabilidad que tendrían como fin evitar la cancelación de petición de cambio de compañía móvil y, de esta manera, retener clientes que quieren pasarse a otra compañía.

En concreto, el organismo regulador del mercado de telecomunicaciones ha abierto sendos procedimientos sancionadores contra Orange, por una parte, y contra los operadores ‘low cost’ Carrefouronline, Másmovil Telecom, Moreminutes Communications, The Phone House Móvil, Hualon Geco, DIA, Jazztel y KPN como presuntos responsables directos de una infracción administrativa que puede ser calificada como “muy grave”.

De acuerdo con la normativa establecida para estas infracciones, hay distintos escalones, según las formas de cálculo, para establecer la multa, que supondrá hasta un máximo de 20 millones de euros.

Así, el importe de la multa impuesta no sería inferior al beneficio bruto obtenido como consecuencia de la infracción, ni superior al quíntuplo de dicha cifra. En caso de que no resulte posible aplicar este criterio, se establecerá el límite del importe de la sanción pecuniaria.

Denuncia

La denuncia de Vodafone señalaba que estos operadores habían ocultado de forma “fraudulenta” la fecha y hora real en la que el abonado firmaba la solicitud de permanencia y acumulado intencionadamente las solicitudes de portabilidad en el Nodo Central a ciertas horas del día, durante el mes de julio de 2012.

Vodafone explicaba en su escrito que con estas conductas estas compañías pretendían impedir el ejercicio del derecho de cancelación de las solicitudes de portabilidad por parte del usuario.

La CMT ha explicado que, según la normativa actual, el operador receptor deberá conservar el original de la solicitud de portabilidad firmada por el abonado, u otra forma equivalente de acreditación del consentimiento del abonado a la portabilidad, durante el plazo de 5 años, ante posibles reclamaciones.

Irregularidades

Tras estudiar el caso, la CMT ha decidido abrir expediente sancionador por presunto incumplimiento de los operadores implicados de la obligación de conservar las solicitudes de portabilidad firmadas por los abonados, en unos casos; en otros, por no consignar la hora de la solicitud firmada por los abonados.

Otros operadores transformaron solicitudes con ventanas de cambio diferidas en portabilidades de 24 horas y otros no grabaron en el Nodo Central la hora de cumplimentación de la solicitud de cambio, según señala la CMT en la explicación de la apertura de sanción.

Tras abrir el proceso, las compañías disponen de un plazo de un mes para presentar alegaciones, documentos y justificantes y, si transcurrido dicho plazo no se ha recibido alegación alguna, se continuará con la tramitación del procedimiento, ha explicado la CMT.