Whatsapp :: El Double check no significa lectura. Usen el programa KIK

Para evitar los malententidos que puede provocar Whatsapp, una de las aplicaciones más populares en España, tomen nota.

Con unos 10 millones de usuarios en nuestro país, el servicio para enviar mensajes entre teléfonos inteligentes se ha convertido en una aplicación imprescindible para muchos usuarios.

Uno de los grandes mitos urbanos acerca de la aplicación están referidos a las marcas ‘verdes’ que aparecen junto a cada mensaje.

 En el imaginario colectivo de muchas personas se ha asociado la doble marca -‘double check’- con la confirmación de que el receptor había leído el mensaje cuando en realidad  significa que el mensaje ha sido entregado correctamente en el teléfono del receptor. Una marca significa que el mensaje ha salido del teléfono emisor.

Aunque esto ya era algo que el propio desarrollador comentaba en su página web, la confusión parece que aún seguía presente, por lo que la cuenta oficial en Twitter de la aplicación lo ha vuelto a recordar.

Un troyano permite grabar al usuario mientras roban su cuenta bancaria

Para los escépticos que creen que estas cosas son de ciencia ficción….

Kaspersky Lab ha detectado una nueva amenaza para los usuarios de banca virtual. Se trata de un nuevo ‘plugin’ —un complemento— para SpyEye, una de las familias de troyanos bancarios más utilizados, que permite grabar a a la víctima través de la cámara del ordenador mientras acceden a sus cuentas.

Así, los ciberdelincuentes pueden observan la reacción del usuario mientras usan sus datos con propósitos maliciosos. ¿Cómo funciona este delito? La víctima introduce sus datos en la página web del banco pero SpyEye la modifica de tal forma que no ve la cuenta del banco, sino una ventana que le retiene con un falso mensaje de espera. Por detrás, sin que el usuario pueda verlo, el programa opera la web bancaria y solicita una transferencia bancaria a la cuenta de un cómplice.

Algunas operaciones bancarias online exigen una doble confirmación de identidad —normalmente a través de un código enviado al teléfono del usuario en un mensaje de texto—. Este programa malicioso resuelve esa «dificultad» solicitando a la víctima que introduzca ese código haciéndole creer que es una nueva fórmula para acceder al estado de sus cuentas.

«El nuevo SpyEye utiliza la cámara incorporada en un ordenador infectado para controlar al usuario de banca online. Este plugin tiene un archivo de configuración y una lista de nombres de sitios de bancos alemanes», asegura el experto en seguridad de Kaspersky, Dmitry Tarakanov, quien descubrió el nuevo ‘plugin’ para SpyEye.

Noticia Original

Facebook un 30% menos …

 

 

Grupos de inversores que se consideran estafados por la salida a Bolsa de Facebook han interpuesto una demanda contra la red social, contra su presidente ejecutivo y cofundador, Mark Zuckerberg, y contra los bancos que gestionaron las transacciones de los valores tras su salida a Bolsa. Están acusados de ocultar información crucial antes de materializar la oferta pública inicial.

Cada acción, que debutó en Bolsa el viernes a 38,00 dólares, ha perdido casi un 20% durante las tres primeras sesiones.

La demanda ha sido presentada hoy mismo ante la Corte de Distrito en Manhattan, y acusa a la compañía y a los bancos de ocultar “una reducción severa y pronunciada” de las previsiones de crecimiento de los ingresos de Facebook, según afirma un despacho de abogados que representa a los demandantes.

De hecho, esta misma semana se hizo público que los tres bancos más importantes encargados de llevar a cabo la operación había bajado sus previsiones de ganancias para Facebook unos días antes de salir a Bolsa, y no advirtieron a algunos de los accionistas importantes.

Asimismo, según informa CNET News, el conocido analista Henry Blodget apunta que el propio máximo responsable de Facebook, Mark Zuckerberg, podría haber comunicado esta rebaja en las previsiones de beneficios la compañía a un grupo reduucido de grandes inversores, pero no a los pequeños inversores.

Por su parte, los reguladores estadounidenses habían anunciado con anterioridad que investigarán el desembarco de Facebook en Wall Street. El motivo es el mismo: el anuncio de que un influyente analista de Morgan Stanley rebajó sus previsiones sobre la empresa mientras los responsables de su entidad invitaban a comprar sus acciones a precio de oro.

Noticia Original

FACEBOOK PIERDE UN 13 %

El viernes solo gana 23 centimos de dolar…

Hoy pierde casi un 13%

El desembarco de Facebook en Wall Street disparó este viernes la fortuna de Mark Zuckerberg hasta los 15.170 millones de euros. Pero los títulos de su empresa no convencieron a los inversiones y cerraron la jornada apenas 23 centavos por encima de su precio inicial de 38 dólares.

Los responsables de Facebook eran conscientes de que su debut era una apuesta arriesgada. No sólo por los nubarrones que amenazan a la economía europea, sino porque la empresa no tiene unos ingresos que justifiquen su valoración. Aun así, Facebook se las arregló para mantener el tipo en su jornada inaugural gracias al respaldo de los 33 bancos de inversión que han gestionado su salida a Bolsa, que apuntalaron los títulos cuando amenazaban con deslizarse por debajo del precio inaugural.

Las primeras acciones de Facebook se vendieron ayer por 42.05 dólares: una cifra que supuso un aumento de un 10,6% con respecto al precio inicial. Pero en apenas unos minutos el valor de los títulos se deslizó hasta los 38 dólares y su caída sólo se frenó cuando intervinieron entidades como Morgan Stanley, JP Morgan y Goldman Sachs, que no podían permitirse un pinchazo en la jornada inaugural.

Los expertos atribuyeron el escaso entusiasmo del parqué al entorno económico, lastrado por los rumores sobre Grecia y por las dudas que despiertan los bancos españoles. Pero también al precio inicial de los títulos, que Facebook y sus socios retocaron al alza durante la cuenta atrás de su salida a Bolsa. “La reacción es algo más fría de lo esperado”, decía ayer el economista estadounidense Gerard Hoberg. “Mi impresión es que hay muchos inversores aficionados que tienen mucho interés por comprar y a la vez muchos inversores profesionales que examinan las cifras de Facebook y tienen muchas más dudas sobre lo que ven”.

Los recelos de los inversores tienen que ver con el modelo de negocio de Facebook, que por ahora no justifica su precio inaugural. Sus beneficios rondaron en 2011 los 1.000 millones de dólares. Una cifra notable para cualquier compañía joven pero insuficiente para una empresa que debuta en Bolsa con valor que los multiplica por 100.

Caos

El desembarco de Facebook estuvo marcado por una cadena de problemas técnicos que dejaron a miles de ‘brokers’ sin información fiable sobre el destino del dinero de sus clientes. Los errores ralentizaron el intercambio de acciones y miles de órdenes de compra no se efectuaron. Fuentes de Nasdaq advirtieron que investigarían lo ocurrido y los títulos del mercado tecnológico se desplomaron a resultas del error. Los expertos atribuyeron el caos al insólito volumen de negocio generado por la red social, que superó el generado por cualquier otra empresa en su jornada inaugural.

Las acciones de Facebook subieron menos de lo esperado. Pero su popularidad propició más operaciones de las que había generado cualquier otra empresa en su jornada inaugural. Hasta ayer el récord lo tenía General Motors, que hace dos años suscitó un intercambio de 458 millones de acciones el día de su debut. Ayer Facebook batió la marca generando más de 500 millones de operaciones, de las cuales una quinta parte se llevaron a cabo en los 10 primeros minutos.

Zuckerberg hizo sonar la campana de Nasdaq desde la flamante sede de su empresa. Arropado por cientos de empleados y acompañado por Sheryl Sandberg: la mujer que asumió las riendas de las finanzas de la empresa en 2008 y a la que todos consideran el cerebro de la operación. Muchos de sus empleados habían pasado la noche en vela examinando nuevas ideas en un ritual que forma parte de la cultura creativa de la compañía.

El debut bursátil de Facebook convierte a su creador en el 29º hombre más rico del mundo, justo por delante de los creadores de Google Larry Page y Sergey Brin. Al cierre de Wall Street, su fortuna rozaba los 19.300 millones de dólares: unos 15.170 millones de euros al cambio actual. Una cifra que se sitúa por encima del valor bursátil de empresas como Yahoo o Kellogg’s y multiplica por 19 el patrimonio de Emilio Botín.

El arranque deslucido de Facebook arrastró a empresas digitales como Groupon (-6%) o la red profesional LinkedIn (-5,6%). Pero ninguna compañía sufrió tanto como la empresa de videojuegos Zynga, cuyos títulos se desplomaron un 13% en una caída que obligó a suspender su cotización en Wall Street. Un 15% de los ingresos de Facebook en 2011 son el fruto de su relación con Zynga, autora de juegos tan populares como Farmville. Los expertos atribuyen el desplome de sus títulos a la huida de los especuladores, que querían aprovechar el arranque de Facebook para despegar con él.

 

Noticia Original