Si es que cuando dicen que somos unos de los primeros ….

Si es que cuando dicen por ahí que somos unos de los primero países en “pirateo” de software… lo mismo incluso llevan razón…

La mayor parte de las visitas a Megaupload venían de Brasil, Francia y España

La mayor parte de las visitas a Megaupload, el servicio de almacenamiento y descargas cerrado tras una investigación del departamento de Justicia de EEUU y el FBI, no procedían de EEUU, según informa el sitio de noticias Daily Caller.

Mediante el uso de herramientas públicas de medición web como Alexa, dicha publicación estadounidense afirma que alrededor de un 10% de los accesos a Megaupload provenían de Francia y el 8,8%, de Brasil, mientras que sólo el 7,3% de ellas eran estadounidenses. En cuarto lugar se sitúa España, desde donde se accedían el 7,2% de los usuarios.

El mismo medio afirma que si se echa un vistazo a las estadísticas de búsqueda de Google se puede comprobar que Megaupload.com recibía una gran parte de accesos desde el buscador desde Europa y América Latina; de hecho, los cinco países desde donde se realizaron más búsquedas sobre Megaupload fueron España, Francia, Italia, Chile y Bélgica.

Mediante la herramienta de medición de tendencias Google Trend se aprecian resultados similares, con España como líder seguido de Francia, Chile, Italia y Bélgica. Las tres primeras ciudades en este índice son españolas: Valencia, Madrid y Barcelona. Los cinco principales idiomas de las búsquedas son francés, español, italiano, portugués y polaco.

Google Trends permite también hacer una estimación de usuarios que accedían a Megaupload. Ésta revela que la página tenía alrededor de cinco millones de usuarios únicos diarios, con brasileños, franceses y españoles en los tres primeros puestos seguidos por estadounidenses. Una búsqueda más detallada permite estimar quealrededor de 500.000 usuarios españoles entraban cada día (de media) a Megaupload.

Es importante destacar que estas herramientas mencionadas no miden de una manera exacta los accesos a los sitios web, sino que se basan en diferentes criterios para hacer estimaciones. Aunque, eso sí, son útiles para mostrar tendencias de uso de Internet de forma muy aproximada e ilustrativa. Tampoco permiten realizar una estimación del volumen de tráfico de datos -descargas y ‘subidas- generado a través de Megaupload.

Asimismo, es también importante subrayar que los accesos a materiales en Megaupload se realizaban mayoritariamente desde páginas web de enlaces a descargas directas (en donde se puede buscar el título de una película o de una serie, pinchar el enlace correspondiente y descargarlo), y no tanto mediante la búsqueda del término ‘megaupload’. Esto último sucedía, sobre todo, cuando el usuario quería buscar directamente el archivo en Megaupload a través de Google u otras herramientas de búsqueda.

Otros servicios toman medidas

Por otro lado, ya hay algunos servicios similares a Megaupload que comienzan a realizar movimientos encaminados a protegerse tras el cierre del mencionado servicio de almacenamiento y descargade archivos.

Tal es el caso de Uploaded.to, que ha bloqueado el acceso a sus archivos a los usuarios que traten de acceder a ellos desde EEUU. Según informa Torrentfreak, este servicio, uno de los más populares de alojamiento de archivos ha cerrado sus puertas a los visitantes estadounidenses.

Esta decisión, recuerda el citado sitio web, es sólo uno de los muchoscambios que los principales ‘ciberlockers’ (sitios remotos de almacenamiento de archivos) han hecho durante los últimos días, tales como comenzar a borrar archivos potencialmente denunciables o limitar determinados usos que puedan ser considerados ‘sospechosos’.

Rapidshare, considerado la ‘sucesora’ de Megaupload por su tamaño y establecido en Suiza, se muestra tranquilos dado que “el alojamiento de datos en sí es un negocio legítimo”, asegura un portavoz citado porAsrTechnica. De hecho este servicio ha ganado procesos en Alemania en este sentido.

En un comunicado, su presidenta ejecutiva, Alexandra Zwingli, desgranó las diferencias con el malogrado servicio Megaupload. RapidShare es “un servicio absolutamente legal, como Swisscom o YouTube, con servicios comparables a Dropbox” asegura Zwingli en la nota. Además, remarca que “ya no ofrece un sistema de recompensas, como hacía Megaupload, que premiaba a quienes más frecuentemente descargaban archivos”. “Actuamos de forma rígida en contra de infracción de derechos de autor”, asegura.

 

Noticia Original